Chipa Guazú; La Receta de Tia Sarita

Esta mañana visitando mis orquídeas  me quede un rato ante una Miltonia flavens que hace ya años que esta arraigada a un viejo aguaribay. Como una catarata afloraron los recuerdos de cómo esta orquídea llego a mi jardín, regalo de una tia abuela en unos de mis viajes al Paraguay. Ella era una excelente cocinera y creo que su placer mas grande no fue nunca comer sino cocinar para dar de comer a cuantos aparecieran por su cocina…. A mi me fascinaba verla cocinar y al mando de dos o tres asistentes a las cuales no le sacaba los ojos de encima de miedo que no hicieran las cosas como ella quería. Su cocina era como un laboratorio y era tan lindo escuchar ese ruido a choques de cacerolas, a tenedores que se caen, en fin , los ruidos de una cocina viva y en movimiento. Se me ocurrió honrarla  cocinando un “chipa guazú”, palabra guaraní que significa en ese idioma tan dulce ”pastel grande”

Aca va la receta

Se transparenta una cebolla en una mezcla de manteca y aceite en partes iguales, se le agregan los granos de 6 choclos frescos pasados apenas por la licuadora y 1 taza de leche. Se cocina hasta que los granos estén tiernos. Se deja enfriar un poco a temperatura ambiente  antes de agregar 5 huevos ligeramente batidos y pedacitos de queso paraguay , seria mejor el que hacen los menonitas del Chaco paraguayo, pero en su defecto queso mantecoso. Agregamos sal y pimienta y lo volcamos en una fuente de horno. Lo llevamos a un horno moderado por 30 o 40 minutos, lo dejamos reposar unos minutos y nos podemos sentar a la mesa acompañandolo con una ensalada de lechuga y una copa o dos de Chardonnay para brindar por Tia Sarita.